Selah

Selah. Párate y escucha.
Se lo digo a mis escritoras cuando se olvidan de su autoridad interior y entonces lo recuerdo yo.
Nosotras sabemos. Sabemos. No hace falta que nos lo diga nadie.
Selah para no desconectar de nuestro instinto, de esa sabiduría que pasa antes por el cuerpo que por la mente.
Selah para llevar a cabo nuestro cometido, que es la justicia poética. Imaginación literaria para cambiar el mundo y para sanar.
Sanar para que se terminen con nosotras los legados de amnesia instintiva y nuestras hijas reales o simbólicas puedan heredar lo salvaje despierto.
En mi meditación diaria suelo escribir. Pero hay días en los que solo cierro los ojos y me deslizo por mi respiración. Entonces es cuando siento ese selah. Párate y escucha.
Ya lo tenemos todo para ser. Ningún cuerpo es insuficiente.
Selah y una mañana más, crear de la nada algo.
La imaginación al poder.

Publicado por Gloria Fortún

No tengo tiempo para escribir poco

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: